AddThis Social Bookmark Button

Mauricio Macri, acusó al ministerio de Trabajo de la Nación de no arbitrar los medios necesarios para resolver el conflicto gremial.

En ese sentido, criticó lo que definió como "semejante falta de consideración hacia" los usuarios y reclamó "una solución" al advertir que "no se puede seguir" con lo que llamó como "nivel de agresión y de hostilidad".

 

"Mañana, vamos a volver a ser rehenes de un conflicto que lleva años sin solución y el ministerio de Trabajo de la Nación no termina de arbitrar los medios para que la representación gremial no perjudique a los vecinos que necesitan ir a trabajar, a atenderse en un hospital o a estudiar", dijo Macri. El jefe comunal efectuó declaraciones a la prensa al término de la reunión de Gabinete que encabezó esta mañana en el Parque Indoamericano, en la zona sur de la Capital Federal, reproducidas poco después en un comunicado.

Macri, además, deploró que "exista" lo que definió como "semejante falta de consideración hacia la gente" y advirtió que "tiene que haber una solución porque no se puede seguir con este nivel de agresión y de hostilidad".

Entre otras situaciones, se refirió así a la denuncia del delegado de la línea C, Néstor Segovia, y su familia, sobre agresiones físicas y psíquicas padecidas el viernes último por la esposa y los hijos del representante sindical, tras un paro de actividades.

Por su parte, Segovia, en medio de la tensión creciente a raíz del conflicto que trabajadores del subte mantienen con la Unión Tranviarios Automotor (UTA), el delegado de la línea C ratificó hoy la huelga por 24 horas anunciada para mañana.

Por último, en declaraciones a la prensa, acusó al gobierno nacional de "haber permitido" la escalada de tensión que adquirió el conflicto.