AddThis Social Bookmark Button
EL PRIMER CAFÉ

El Café Tortoni fue fundado por un inmigrante francés de apellido Touan a fines de 1858, el nombre lo tomó prestado del de un establecimiento del Boulevard des Italiens, en el que se reunía la elite de la cultura parisina del siglo XIX.


Cuando Avenida de Mayo recorre el 800, encuentra al café "Tortoni". Se trata del café más antiguo del país un sitio de referencia para intelectuales, artistas y político de todas las épocas La actividad allí es tan continua como el bullicio. Las cucharas chocan con la tazas al revolver el café, algún vaso cae y los mozos con largo delantal rojo y negro llevan los pedidos. Por su parte, los turistas hacen fila en la puerta a toda hora y se realizan shows en el salón “Alfonsina”, en honor a la excelente poetisa argentina Alfonsina Storni .



En ese sector hay espectáculos de tango con orquestas y bailarines en escena, mientras que en la sala principal, se disfruta de comidas y un exquisito capuchino. Las sillas acolchadas de madera y los vitreaux conservan la tradición. Al fondo, las figuras de cera de Alfonsina Storni, Jorge Luis Borges y Carlos Gardel sonríen en una mesa (ver foto). Las cámaras de fotos encandilan al resto de los comensales, convirtiéndose así en parte del paisaje. De igual modo, los que frecuentan el bar se apoderan, sin quererlo, de la postal de los que en una fotografía aprisionan el momento.

Junto a una de las puertas principales, están el acomodador, autógrafos exhibidos, recuerdos de personajes históricos y una gran variedad de souvenirs en venta. Finalmente, un folleto ilustra a Carlos Cañas, Carlos Mastronardi, Alberto Mosquera Montaña, Jorge Luis Borges, Carlos de la Cárcova , Julián Centeya, Julio de Caro y Roberto Fanego.