AddThis Social Bookmark Button

os de miles de personas exigieron memoria, verdad y justicia en una jornada donde organismos de DDHH, sindicatos, partidos políticos y distintos colectivos se movilizaron a 43 años del último golpe cívico militar. Hubo fuertes críticas al gobierno de Macri.El documento, de 18 páginas, fue leído por varios de los organizadores mediante tandas ante una multitud que no dejó de manifestar su rechazo al gobierno del presidente Mauricio Macri; y en particular a la labor de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich; y del secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj.

 

 

La primera movilización partió pasado el mediodía desde la esquina de la Avenida de Mayo y 9 de Julio, y también  hubo columnas que transitaron hasta la plaza por Diagonal Sur, así como por las calles laterales próximas.Se trató de la convocatoria de Abuelas de Plaza de Mayo, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, HIJOS yotros organismos históricos, al que se plegaron las agrupaciones kirchneristas, otros sectores del peronismo, algunas corrientes de izquierda popular, sindicatos y movimientos sociales.

 

Como marca el ritual, la larga bandera azul con las fotos de los desaparecidos ingresó a la Plaza de la mano de las Madres de Plaza de Mayo, que se hicieron paso envueltas en aplausos de la multitud.

 

Liderada por Máximo Kirchner, y con el acompañamiento de Axel Kicillof, la extensa columna de La Cámpora hizo una caravana por el Día de la Memoria partiendo desde muy temprano desde el predio de la EX ESMA, donde realizó un acto, y luego los militantes recorrieron la Avenida del Libertador para más tarde entroncar con la movilización de Madres y Abuelas.

 

La jornada tuvo su punto álgido cuando las Abuelas y Madres de la Plaza de Mayo se subieron al escenario para leer un documento muy critico al gobierno nacional, del que también participaron asociaciones de derechos humanos, en el que reivindicaron el “castigo a todos los genocidas y partícipes civiles” en uno de los procesos más sanguinarios de la historia argentina. “Estamos en esta Plaza porque queremos seguir defendiendo la democracia, que hoy está en peligro. No tener derecho al trabajo, a la alimentación, a la salud, a la educación y a la vivienda, genera pobreza y hambre”, señala el texto que se leyó en esta nueva edición del Día de la Memoria.