AddThis Social Bookmark Button

Fue en la  estación Constitución ,la Policía de la Ciudad y efectivos de la Infantería realizaron un operativo para detener a una mujer por “no tener documentos”, según afirmaron testigos que estaban en el lugar. Los pasajeros reaccionaron para frenar esa acción y los polis respondieron arrojando gas pimienta a los usuarios.

 

El viernes al mediodía por los parlantes la única información era que “el servicio de la Línea C presentaba demoras”. Pero no se agregaba nada más. En el andén de Constitución, en cambio, el panorama era distinto. La Policía de la Ciudad estaba dispuesta a todo para detener a una mujer, al parecer, que no llevaba documentos, según lo narrado por testigos. Los trabajadores del subte amenazaron con ir a un paro.

Cuando los propios pasajeros intentaron mediar la situación, para evitar que se lleven a la mujer, efectivos de la Policía decidieron reprimir con gas pimienta. Y el clima se enardeció aún más: en pocos minutos, los efectivos se duplicaron y hasta llegaron relevos de la Infantería para armar un cordón policial. Mientras tanto, los trabajadores del subte subían el minuto a minuto de los incidentes en las redes sociales.Los gremialistas amenazaron con un paro efectivo en todas las líneas. Al cabo de unos minutos, los agentes se retiraron del anden y la tensión, finalmente, desapareció. Y el paro quedó descartado.