AddThis Social Bookmark Button

El Indec estableció en $35.647,66 el ingreso necesario para superar el umbral de pobreza en una familia de cuatro integrantes: 11.406 pesos más que hace un año. Un grupo familiar de cinco integrantes necesita $37.493,50.

 

Por lo tanto dos salarios mínimos no alcanzan para sacar a una familia de la pobreza. El salario mínimo es una referencia indirecta clave para el 82% móvil de las jubilaciones que completaron sus aportes, para las paritarias docentes y sobre todo para el 35% de empleo informal,

 

El aumento en el Índice de Precios al Consumidor fue impulsado por las subas en equipamiento y mantenimiento del hogar, prepagas y medicamentos y prendas de vestir y calzado. En diez meses, los precios minoristas registran un alza del 42,2 por ciento, al tiempo que la comparación anual arroja una suba del 50,5 por ciento.

 

La canasta básica alimentaria subió 2,1% en octubre de 2019 con respecto a septiembre y 45,9% interanual, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), que determinó en $4.596,20 la línea de indigencia. En tanto, la canasta básica total registró un incremento de 2,5% en octubre frente a septiembre y 47,1% interanual, con un piso de $11.536,46 para delimitar la línea de pobreza.

 

«Durante octubre de 2019, la variación mensual de la canasta básica alimentaria (CBA) con respecto a septiembre de 2019 fue de 2,1% mientras que la variación de la canasta básica total (CBT) fue de 2,5%; las variaciones interanuales de la CBA y de la CBT resultaron de 45,9% y 47,1%, respectivamente», informó hoy el Indec.

 

El rubro de alimentos y bebidas, que está directamente vinculado con las canastas básicas, registró una suba del 2,5 por ciento durante octubre y acumula una trepada de 51,8 por ciento en los últimos doce meses. Entre los aumentos más relevantes se destacaron el yogur firme (7,9 por ciento), agua sin gas (9,7), coca-cola (5,2) y yerba mate (5,8). En frutas y verduras, sobresalieron las subas del limón (14,3), lechuga (11,2) y zapallo anco (21,9). A nivel categorías, hubo incrementos del 3,4 por ciento en leche y otros lácteos y del 4,4 en aceites, grasas y manteca.