AddThis Social Bookmark Button

Los presidentes de las juntas comunales de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires mantuvieron este martes una reunión de trabajo “on line” con los diputados locales, en el marco de la comisión de Descentralización y Participación Ciudadana, que preside el legislador Leandro Santoro (FdT).

 

El presidente y la directora de la comisión se encontraban en el salón San Martín del palacio legislativo y los diputados y comuneros participaron por video conferencia. Como señaló Santoro, se les pidió a los dirigentes de las comunas porteñas que plantearan “las fortalezas y debilidades” de cada zona o barrio, a los efectos de tener un cuadro de situación sobre cómo se sobrelleva en cada lugar la emergencia sanitaria y cuáles son las necesidades principales.“En un momento de emergencia, las distinciones por banderías políticas deben quedar en segundo plano”, enfatizó el presidente de la comisión, cuando percibió que las exposiciones de los comuneros se inclinaban hacia posturas partidistas.

En general, hubo reconocimiento a las acciones que llevan adelante el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat y el IVC y críticas a sectores o áreas del poder Ejecutivo por no atender en tiempo y forma los reclamos desde las Comunas o por no reconocerle importancia a estas instituciones barriales. En tal sentido, se pidió mayor diálogo y coordinación entre el poder político central de la Ciudad y las representaciones comunales.También se reiteraron demandas referidas a ayuda alimentaria y económica para sectores o grupos de personas empobrecidos no sólo en los denominados barrios populares sino también en zonas consideradas de clase media.Las comunas ribereñas 4 (La Boca, Barracas, Parque Patricios, Nueva Pompeya) y 8 (Soldati, Lugano, Riachuelo) transmitieron su preocupación por el fuerte brote de dengue y coincidieron en reclamar que se retiren de calles y baldíos autos destrozados y abandonados donde se acumulan agua y mugre, generando focos infestos.Desde Almagro y Boedo (Comuna 5) se puso en consideración la situación de penuria de los clubes de barrio, que no pueden sostenerse económicamente ni pagar las tarifas de servicios. Al respecto, el legislador Claudio Morresi (FdT) consignó que en breve se les otorgará a 190 clubes un subsidio paliativo de 60.000 pesos, gestionados desde la comisión de Turismo y Deportes de la Legislatura.Morresi también pidió que se solicite a la Jefatura de Gobierno la reapertura de una docena de centros de servicios sociales que fueron cerrados en prevención de contagios pero que estarían generando trastornos a los vecinos que deben desplazarse hacia otros barrios para hacer algún trámite o consulta.