AddThis Social Bookmark Button

Una revisión y puesta en valor del trabajo de las mujeres en el desarrollo del diseño en Argentina.

La exhibición Matrices, mujeres del diseño. Capítulo I: origen y activismo propone una revisión y puesta en valor del rol y el trabajo de las mujeres en el desarrollo del diseño en Argentina. Abarca procesos productivos de las pioneras del oficio a partir de las décadas de 1930 y 1940, junto con producciones de dos agrupaciones contemporáneas, en rubros como textil, indumentaria, producto, industrial, comunicación visual y gráfica.

 

Esta publicación digital ofrece un recorrido visual por el contenidos y las obras de la exposición. El material presenta a las diseñadoras seleccionadas y a sus obras, y profundiza a través de un texto crítico y diversos ejes articuladores los conceptos principales detrás del proyecto. Una oportunidad para adentrarse en el universo creativo del diseño argentino.

 

La exhibición cuenta con la curaduría de Silvia Fernández y Fundación IDA, representada por Marina Baima, Sebastián Rodríguez y Wustavo Quiroga.

 

Se incluyen trabajos de:

 

Susi Aczel, Celina Arauz de Pirovano, Josefina Ayerza, Rosita Bailón, Colette Boccara, Celina Castro, María Luisa Colmenero, Fanny Fingermann, Mónica Garate, Gladys González, Fridl Loos, Ana María Haro, María Inés López, Medora Madero, Sonia Maissa de Landini, Margarita Marotta, Lala Méndez Mosquera, Lucrecia Moyano, Eva Neuman, Victoria Ocampo, Margarita Paksa, Lidy Prati, Dalila Puzzovio, Leonor Rigau, Josefina Rodríguez Bauzá, Renata Schussheim, Grete Stern, Mary Tapia, Sara Torossian, Ana Van Ditmar, Ángela Vassallo y las agrupaciones Cooperativa de Diseño y Hay Futura.

 

 

Descargá en este enlace la publicación en formato .pdf

(La publicación fue diseñada especialmente para dispositivos móviles)

 

 

 

 


Acerca de la exhibición

Matrices, mujeres del diseño. Capítulo I: origen y activismo articula el pasado y el presente de las diseñadoras argentinas con una mirada federal.

 

La primera sección, denominada Origen, exhibe la labor de 31 pioneras del diseño, entre los años 1930 y 1970, en torno a cinco escenarios ocurridos en momentos históricos consecutivos. Para abordar este período embrionario, se plantean tres ejes disciplinares: producto e industrial, gráfica y comunicación visual, y textil e indumentaria.

 

Allí se revisan los primeros procesos productivos a los que acceden las mujeres a través del oficio y se indaga cómo estas creadoras autodidactas, guiadas por su talento y sus búsquedas personales, se acercan al diseño. A posteriori, aparecen las “modernas”, quienes desarrollan su trabajo con bases teóricas y elaboran manifiestos influenciados por las vanguardias artísticas de principios de siglo. Otro grupo da cuenta de la resignificación artesanal encarada por aquellas que recuperan –y actualizan– el quehacer manual mediante la utilización de materiales autóctonos y la autoproducción. Luego, en la década del 60, el foco se posa en las vanguardias visuales y el surgimiento de materiales como el acrílico y el PVC, que acompañan los nuevos modos de habitar y de consumir. Finalmente, se aborda la profesionalización en el ámbito institucional y empresarial mediante el desarrollo de imágenes corporativas, con lógicas de sistematización y de producción seriada.

 

Por su parte, bajo el título Activismo, se hace pie en el presente y se dirige la mirada hacia el futuro, con la participación de dos agrupaciones: Cooperativa de Diseño, la primera organización profesional feminista que trabaja en la recuperación de empresas y la lucha de derechos; y Hay Futura, una colectiva de más de 150 mujeres y disidencias que hacen su primera aparición pública con un manifiesto.

 

Cualquier intento de reconstrucción histórica nace de una inquietud o de una necesidad del presente, acompañada por un análisis crítico que permite generar un quiebre de sentido para evolucionar hacia nuevos paradigmas. Y hoy, como nunca antes, las mujeres alrededor del mundo se están organizando para visibilizar las inequidades a las cuales fueron y son sometidas.

 

En este rumbo, la Fundación IDA (Investigación en Diseño Argentino) inició un proceso de construcción de su acervo patrimonial para echar luz sobre el trabajo de las mujeres hasta ahora no historiografiadas y sobre otros relatos no oficiales, con el desafío y la responsabilidad de construir un “Museo Argentino del Diseño” más integrador.