AddThis Social Bookmark Button

Más de 84.000 alumnos de la escuela privada pasarían a instituciones públicas en la Ciudad de Buenos Aires en 2021 tras la cuarentena dado que sus tutores no estarán en condiciones de pagar la educación, según una encuesta del Observatorio Gente en Movimiento.

 

 

El Informe Calidad de Vida que hace este observatorio mensualmente indica que durante la crisis del Covid-19 el 44% de las familias porteñas reducirá gastos en educación y buscarán vacantes en escuelas públicas o en instituciones más económicas.El dato cobra especial relevancia dado que el sur de la Ciudad tiene los problemas más graves de falta de vacantes en el sector público, indica el informe.

El observatorio indica también que el 28 por ciento de los padres con hijos en colegios privados planean cambiarlos a una escuela de gestión pública, lo que implicaría una demanda extra de unas 84.280 vacantes en escuelas de la Ciudad de Buenos Aires.

El informe precisó que en la actualidad unos 301.000 alumnos están inscriptos en escuelas de gestión privada pero, dado que el 28 por ciento de las personas consultadas reconoció que piensa pasar a sus hijos e hijas a escuelas públicas, la demanda de vacantes aumentará en la próxima inscripción para el ciclo lectivo 2021.

En las comunas del sur casi la mitad el 49% de los padres con hijos en escuelas de gestión privada prevé cambiar a sus hijos a una pública, dijo el observatorio que dirige la diputada nacional por el Frente de Todos Gisela Marziotta.

 

 

 

Marziotta dijo que esta es una situación que requiere especial atención ya que, en el caso de la escuela primaria, 4 de los 5 barrios con mayor cantidad de alumnos por escuela corresponden a barrios del sur de la ciudad, específicamente Villa Lugano, Villa Soldati, Villa Riachuelo y Barracas. Incluso, los tres barrios con mayor cantidad de chicos por aula, también en nivel primario, son del sur de la ciudad: Villa Lugano, Villa Riachuelo y Nueva Pompeya.