AddThis Social Bookmark Button

Desde el Centro de Estudios Metropolitanos  se analiza la coyuntura del mercado de empleo.

 

 

Este nuevo informe tiene como objetivo caracterizar y analizar la situación actual y evolución reciente del trabajo registrado en Argentina. Para ello se consultaron dos fuentes estadísticas que brindan información reciente: el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA)1 relativo al mes de mayo de 2020 y la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL)2 correspondiente al mes de junio.

 

Se relevaron los principales indicadores laborales referidos a los trabajadores registrados del país, tales como:

 

Evolución de la cantidad de trabajadores registrados y asalariados registrados privados, variaciones mensuales e interanuales

Tasa de entradas y salidas

Suspensiones

Expectativas de los empresarios en relación al futuro próximo

Se analizó la información teniendo en cuenta las características de su evolución reciente  considerando el total país así como las particularidades que asumen estos fenómenos en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en el Gran Buenos Aires.

 

En primera instancia, y si analizamos datos a nivel global, la situación del empleo en Argentina muestra ciertos elementos positivos en relación a los efectos que ha tenido la pandemia en otros países del continente. La caída del empleo asalariado registrado entre los meses de febrero y mayo de 2020 fue del 19,2% en Canadá, de 13,8% en EE.UU., de 12,2% en Chile y de 7,5% en Brasil frente al 2,5% en Argentina.

 

Si bien estos números expresan los esfuerzos del Gobierno Nacional para sostener el empleo y la capacidad productiva, no deberían soslayarse las particularidades del mercado de trabajo argentino en relación a los demás países. Por ejemplo, dentro de la información presente en este gráfico, para los casos de Canadá y EE.UU todos los asalariados son considerados como trabajadores registrados, mientras que en el caso de la Argentina los asalariados no registrados no son contabilizados.